top of page

Un servicio proporcionado por SurvivingBreastCancer.org

Cómo ser útil cuando un ser querido está enfermo

Por Nate Kolmodin



Mi nombre es Nate Kolmodin. A mi madre le diagnosticaron cáncer de mama en mayo de 2004.

Después de enterarme recientemente de su viaje a través del cáncer de mama, me parece importante compartir la historia de mi madre, así como la mía. Hoy hablaré sobre cómo ayudar cuando un ser querido está enfermo. Si estás interesado en mis otros artículos, consulta El ejercicio es bueno para todos.

Sentirte impotente es normal, pero no estás solo. El cáncer es increíblemente desalentador y, al enfrentarse a él, es importante encontrar personas en tu vida que estén dispuestas a sacrificar mucho tiempo, energía y emociones para asegurarse de que estás cómodo. Necesitas ayuda, y siempre hay amigos, grupos sociales y seres queridos que harán cualquier cosa por ti a la primera de cambio.

No tengas miedo de tender la mano. La mayoría de las veces, la gente está más que encantada de ayudar a alguien que lo necesita, especialmente a sus seres queridos.

No tengas miedo de aceptar ayuda. El cáncer ya es bastante duro, pero pedir la ayuda que necesitas puede ser igual de doloroso.

No te sientas obligada a hacer cosas. Si sientes que los que te rodean no tienen en cuenta tus necesidades, considera la posibilidad de distanciarte.

No te sientas mal por distanciarte de quienes no son tan considerados o ajenos a tu estado; necesitas personas que te escuchen.

Las personas que ofrecieron ayuda sin que lo pidas son las que más importan. Al vivir acontecimientos traumáticos como éste, descubres los amigos que más importan. Los que se distancian pueden tener miedo de sentirse heridos por la posible pérdida de alguien cercano y no ofrecen ayuda. Esto no significa que no quieran ayudarte, sólo tienes que decirles cómo ayudarte.

Cuando mi madre estaba recibiendo tratamiento, se reunió todo un elenco de personajes para ayudarla. Fue difícil para ella hablar y decirle a alguien lo que estaba sintiendo y lo que la haría sentir mejor. Afortunadamente, mi madre tenía, y tiene, un campeón de marido para ayudarla en el camino. Mi padre estuvo en cada una de sus citas médicas durante 2 años y tuvo que hacer malabarismos con el trabajo y dos niños recién nacidos en ese momento (mi hermana y yo). Constantemente teníamos miembros de la sinagoga, grupos de apoyo para el cáncer, vecinos y amigos preparando comidas para nuestra familia debido a lo ocupados que estaban mis padres. Encontrar tiempo para cocinar una comida para 4 personas fue difícil para mi papá. Incluso las comidas más simples fueron muy apreciadas. La amabilidad no solicitada puede cambiar el día de alguien. Incluso el cartero se ofreció a ayudar llevando el correo hasta nuestra puerta (tenemos un camino montañoso).

Con el tiempo, cuando alguien preguntaba si mi madre necesitaba algo, ella aprendió a hablar y hacérselo saber: "Si pudieras hacernos la cena una noche esta semana, eso sí que nos ayudaría". Y tampoco tengas miedo de ser específico. Por ejemplo, si tienes alergias a alguna comida, o si tus hijos son vegetarianos, ¡házselo saber a la persona con antelación!

Es muy importante escuchar al paciente para atenderle con éxito. Tienes que trabajar para ellos, escuchar lo que necesitan y hacer todo lo que puedas para ayudarles.

P.D. No esperes. Da las gracias a los que más hacen.





Comments


Próximos eventos en Español

Después de un Diagnóstico:

Grupo de Apoyo

2do y Cuarto Martes de cada mes 

7:00 p.m. ET

RSVP

Grupo de Apoyo Emocional

1er y 3er lunes del mes

7:00 p.m.

RSVP

bottom of page